Reset Password
If you've forgotten your password, you can enter your email address below. An email will then be sent with a link to set up a new password.
Reset Link Sent
Password reset link sent to
Check your email and enter the confirmation code:
Don't see the email?
  • Resend Confirmation Link
  • Start Over
If you have any questions, please contact Customer Service

Anna  

truxi_1202 43M
0 posts
9/17/2021 1:01 pm
Anna


Anna es una amiga que conocí hace siete años en un gimnasio al cual asistía. Menor que yo, en esas charlas, tuvimos nuestro primer contacto, posteriormente coincidimos en algunos lugares y aquí fue donde nos hicimos amigos. Anna no era soltera, convivía ya tiempo con su pareja, pero la atracción era tal que no pude evitar invitarla a cenar. En nuestras conversaciones todo era prácticamente temas de entrenamiento o cosas de la vida cotidiana, aunque tratábamos temas más íntimos de a poco. Hasta que un día, después de hablar sobre cómo había mejorado su cuerpo con el ejercicio, me comento que le dolía mucho su espalda baja. Suponía que se había enterado que estudié masoterapia porque me pidió que le diera uno para aliviar su molestia. Le comenté que tenia una mesa en mi casa, si deseaba íbamos para allá y ante mi asombro y alegría aceptó.
Caminamos hacia mi domicilio hablando de todo un poco y al llegar le deje una bata en el baño para que se la pusiera mientras preparaba el ambiente. Puse velas y música relajante cuando ella salió le pedí que se quitara la bata y se recostara boca abajo en la camilla que me iba a voltear mientras lo hacía y me avisara cuando esté lista, pero ante mi sorpresa ella se quitó la bata dejándome ver su ropa interior negra de encaje que resaltaba su piel blanca y suave. Le alance una toalla y le pedí que se quitara el brasier y la tanga para no mancharla de aceite. Y dándose la espalda se quedó desnuda unos segundos ante mi atónica. Estando ella boca abajo comencé a esparcir el aceite por su espalda recorriéndola lentamente, queriendo sentir cada musculo de ella, ella cerro sus ojos y me dejo hacer. Estuve 30 minutos masajeando su espalda, de rato en rato no podía evitar rozar el costado de sus pechos, trataba de no ser tan evidente y mientras disfrutaba de recorrer su espalda una erección, subí la toalla para cubrir su espalda y comencé a poner aceite en sus piernas. Me tomé mi tiempo para sentir como el aceite hacia relucir sus muslos. Empecé por sus pantorrillas relajándola lo máximo que podía, cuando me di cuenta que estaba relajada comencé por sus femorales intercalando mis manos con solo la yema de mis dedos, por ratos me aventuraba a ir entre sus muslos y ahí mismo lo sacaba para no ser tan evidente. Aunque mi excitación ya estaba nublando mi cordura. Podía ver que cuando rozaba mas entre sus muslos ella suspiraba, le pedí que doblara un poco una de sus piernas para poder masajear sus aductores y aprovechando eso rozaba sus labios vaginales sin que ella protestara, me concentraba en el masaje y volvía a sus labios. Me puse hacer lo mismo con la otra pierna cuando en medio de ese juego de manos ella me dice:
-Tienes buenas manos no te detengas.
- ¿Te gusta cómo siente?
-Sino fuera así, no te dejaría seguir. Muéstrame que mas pueden hacer esos dedos en mí.
Mis dedos comenzaron a masajear la parte interna de su muslo muy cerca a sus labios vaginales, usando mi dedo meñique aprovechaba para rozar los pliegues de este sintiendo su suavidad y la humedad que de ellos emanaba. Al ver que sus caderas comenzaron a moverse introduje lentamente mi dedo lo máximo que podía. Lo saqué y probé sus jugos para ahora volver a introducir mi dedo índice y comenzar a explorar su sexo. Sintiendo sus pliegues y moviendo mi dedo en forma circular hasta llegar a su monte de venus. Al sentir sus pliegues presione suavemente hasta comenzar a sobarlo sintiendo como su excitación iba en aumento y mi dedo cada vez mas húmedo. Sin sacar mi dedo ella se pone boca arriba. Al ver sus pechos blancos con esos pezones marrones erectos, pongo aceite en ellos sin sacar mi dedo y ahora con mi índice en su monte y mi pulgar en su clítoris comienzo a moverlos en círculos mientras mi otra mano masajea sus pechos deteniéndome de rato en rato en sus pezones.
Cuando de pronto ella suelta:
-AHHHHH SIIIIIIIII SIGUEEE.
Al ver que flexiona sus piernas aprovecho para reemplazar mis dedos por mi boca. Empiezo besando sus labios vaginales, muy suavemente tomándolos entre mis labios succionándolos y al sentir como salían mas jugos introduciendo mi lengua lo máximo que podía en ella. La cojo de sus caderas y con mi lengua explorando sus caderas la escucho decir:
-Mi clítoris succiona mi clítoris.
Mi lengua comienza a moverse de arriba abajo sobre su clítoris siento lo duro que esta, siento como sus caderas comienzan a moverse al ritmo de mi lengua. De pronto sus pies se ponen en mis hombros y sus manos presionan mi cabeza pongo mi lengua sobre su clítoris y sus caderas comienzan a moverse; arriba y abajo, a los lados.
-SIIII SIIIII, NO TE SEPARES YA LLEGOOO SIIIIIIIII MASSSS MASSSSS SIIIIIIIIIII
Su espalda se arque y sus manos me presionan mas mi cabeza contra ella hasta que se relaja. Sigo masajeando su cuerpo y mientras masajeo una de sus piernas ella con la otra presiona mi pene, poniéndolo cada vez mas duro.
-Pon aceite en mis pies y bájate los pantalones.
Toma mi pene entre sus pies y me masturba muy lentamente llevándome al éxtasis y con ganas de penetrarla.
-Se lo que deseas, pero cierra tus ojos y disfruta.
Comienza a presionar más mi pene llevándome al borde del orgasmo, pero en eso siento que sus piernas rodean mi cintura y sus brazos mi cuello. Mi pene entre en ella sintiendo su humedad y como lo aprieta
-Lo deseabas verdad?
-Siiii, que rico se siente.
-Sujetame bien que ahora viene lo bueno.
Comenzó a mover sus caderas en círculos sintiendo como quería meterse mi pene más y más.
-Siiii que ricoooo que rico te mueves.
-Siii que rico se siente tu pene dentro.
En eso la apoyo en la camilla y yo tomo el<b> control.
</font></b>-Ahora es mi turno, así te quería tener.
-Siiiii dame durooo mássss duro
-Tomaaaaa que rica concha tienes tomaaa pingaaaa
-Vamos dame mas duro quiero sentir como me partes
-Siiiiiiii Aaaahhhh así Aaaahhhh que rico, dame pinga.
-Que rica concha tienes tomaaa tomaaa mi pingaaaa
--Sí dámela toda.
Se la saco y la cargo hacia el sofa y la le pido que se ponga en 4, tomo mi pene y comienzo a masturbar su clítoris con el
-UHmmmmmm uhmm ahhhhh me gusta siiiii ahhhhhhhh siiiiiii sigueeee ahhh Metela metelaaa
-Pidelo pídelo con ganass
-Meteme la pingaaa revientameeee la concha
-Ahhhh me gustttaaa tomaaaa que riccooo
-ahhhhh ahhhhahhhh más fuerte massss ahhhhhhhhhhhhhhh
-ohhh siii siiii ohhhhhhhh
-Siiiiiiiii... Asiiiiii... Asiiiiii... llename con tu lecheeee no pares
-Siiiiii... tomaaaaa...... Buffffff... Bufffff... Buffffff... Joderrrrrrrr... Que que rica concha Ahahah... Ahhhhhh.
-AHHHH si assiii no pares uhmmmmmmmm quiero sentir como me llenas no paressss ahhhhmmm ahmm ahhhhh
-ufffffffffffff noooo puedoooo masss me vengoooo tomallooo
-siiiiii dameeelooo tododo quiero sentir tu lecheeee
-ohhhhh uhmmmmm siiiiii ohhhhhhhh mierdaaaaa siiiiiiiii que riccooooooooo
-siiiii siento tu leche siiiiiiiiiiiiiiii
-ahhhhhmmmmm ohhhhhhh siiiii
Me quedo un rato tratado de dejar toda mi leche en ella. Y antes que se moviera me pongo mi cabeza debajo de su concha y hago que se siente en mi cara. Lamiendo la mezcla de nuestros jugos
-siiii asiiii déjame limpia la concha
-uhmmmmm siii que delicia siiiii
-Mete toda la lengua asiiii lame bien uhmmm siii
-glupp gluppp ahmmm ahmmmmmm
-siii no pares me vengo denuevo que rica lengua muévela
-siii uhmm gluppp ahmm
-ahhh ahhh ahhhh siii ahhhhh ahhhh ahhh siiiiii siiiiiii siii ahhhhhhhh siiiiiiii
Cae sobre mí y me abraza besándome por primera vez sintiendo la mezcla de sus jugos con mi semen y así abrazados recuperando fuerzas nos quedamos dormidos.

Become a member to create a blog